Daniel Prado Rodríguez Visita: CocinaTusRecetas o de Guía turística de Nueva York 
  Miércoles, 28 de Junio de 2017 Inicio | Contactar
Añadir a favoritos | Imprimir 
  Volver al resto de artículos sobre viajes


Viajes - Pirámides de Güimar

» Varios » Viajes » Pirámides de Güimar
Sábado, 24 de Marzo de 2007. Escrito por Daniel P.


Volver al índice Viajar a Tenerife

Información sobre las pirámides de Güimar

Foto de una de las pirámides de GüimarE-mail: piramides@piramidesdeguimar.net
Página web: http://www.piramidesdeguimar.net
Teléfono: (+34) 922 514 510
Fax: (+34) 922 514 511
Dirección: Calle Chacona, s/n. 38500 Güimar-Tenerife

Tarifas

Adulto: 9.75 €
Niños de 9 a 12 años: 4.75 €
Niños menores de 8 años: gratis
Adulto Residetes: 7.00 €
Niños Res.de 9 a 12 años 4.00 €
Niños Res.menoress de 8 años: gratis
Servicio de Audioguía: 1.50 €
Departamento comercial: 922 514 510, para grupos de visitas.

Las Pirámides de Güímar o Majanos de Chacona

Se encuentran en el pueblo de Güímar en la costa este de la isla de Tenerife. En ella podemos ver cinco construcciones en forma de pirámides escalonadas.

Ignoradas durante muchos años, a principios de los años noventa llamaron la atención de arqueólogos y muchos pseudo científicos que han desarrollado múltiples teorías, entre las más descabelladas destaca las pseudo científicas que las relacionan con los OVNIS y asentamientos extraterrestres.

Foto panorámica del Complejo Piramidal de Güimar

Panorámica del complejo Piramidal de Güimar

No obstante las dos teorías más respetadas, por un lado nos revelan que se tratan de construcciones agrícolas de los Españoles y la otra de que son construcciones de culto de los Guanches (habitantes prehispánicos), incluso se elaboró bajo este último supuesto toda una teoría según la cual las Pirámides de Güimar eran el nexo entre las famosas Pirámides de Egipto y las Pirámides de Mesoamérica.

El contexto histórico y redescubrimiento de las pirámides de Güimar

Foto de una pirámide de GüimarEn 1990, tras una investigación de archivos y la recogida de testimonios, de los vecinos de Güimar, Emiliano Bethencourt descubrió bajo las zarzas y matorrales de este municipio las construcciones piramidales de Chacona. La mayoría de los arqueólogos e historiadores de la Universidad de La Laguna consideraron a las pirámides simples amontonamientos de piedras, afirmando que fueron realizadas por los campesinos locales entre los siglos XVIII y XIX, con el objeto de dejar el terreno, destinado a las cosechas, libre de piedras.

Tales construcciones son llamadas paredones, molleros o majanos en el mundo rural. Del mismo modo muchos habitantes de la propia localidad de Güímar atribuyen esa misma función a estas estructuras.
En la época que datan, estos historiadores y arqueólogos, como creación de estas pirámides, se enclava la explotación de la cochinilla en Canarias, un insecto parásito de la tunera o higo chumbo del que se extrae un tinte muy apreciado en aquella época. La explotación de la cochinilla resultaba muy rentable. Tanto que se prepararon para su explotación numerosas fincas que, hasta el momento, habían permanecido estériles debido a la mala calidad del terreno, normalmente formado por piedras volcánicas. Las piedras extraídas en la limpieza de estas fincas se almacenaban formando estructuras piramidales como las de Güímar. Existen aún hoy numerosos ejemplos de estas construcciones agrícolas por toda la isla. En el caso de las de Güímar, existen tanto un acta notarial de compra de la finca, fechada en 1854, en que la presencia de las pirámides no se menciona, como un documento de partición, fechado en 1881, en el que estas estructuras son mencionadas. La fecha de construcción para los investigadores que apoyan esta teoría queda, por tanto, acotada en este intervalo de 1854 a 1881.

Tampoco se han hallado pruebas que demuestren que estas "pirámides" hayan sido construidas por los guanches ni que en la antigüedad hubieran tenido lugar viajes de pueblos mediterráneos a América como los que defiende Heyerdahl. De hecho tales teorías son rechazadas por la práctica totalidad de los historiadores.

Muchos de estos arqueólogos denuncian que las Pirámides de Güímar son un mero reclamo turístico y que todas estas teorías carecen de fundamento histórico.

Orientaciones astronómicas

Lo que si se ha evidenciado es que el complejo principal de las Pirámides de Güímar está orientado astronómicamente. Este complejo señala, por un lado, la puesta de Sol el día del solsticio de verano y, por otro, la salida del Sol el día del solsticio de invierno. Descubrieron también el fenómeno de la "doble puesta" del sol el día del solsticio estival: el Sol se oculta primero tras un saliente del borde de la caldera de Pedro Gil, reaparece por un instante al superar dicho saliente y se oculta, finalmente, por el fondo de la caldera. Las orientaciones solsticiales hacen sospechar a muchos otros científicos que las Pirámides eran antiguos templos de culto.

Hipótesis de Heyerdahl

Thor Heyerdahl, durante su estancia en Perú en la que estudiaba las pirámides de Tucumé, le llegó las fotos de las pirámides descubiertas en Güimar, estaba intrigado y a principios de 1991 Heyerdahl obtiene los permisos necesarios para que un grupo de técnicos chinos y otro del Instituto Geotécnico de Noruega, realizasen prospecciones del subsuelo de las pirámides con ayuda de geo-radares ultrasónicos. Tras esto, se llevaron a cabo excavaciones bajo las pirámides, pero los resultados de esos estudios no fueron nunca publicados lo que contribuye a fomentar el aura mística que los envuelve.

Foto con varias pirámides de Güimar
Pirámides de Güimar

Según su teoría no pueden ser montones casuales de piedras. Por ejemplo, las piedras en las esquinas de las pirámides muestran claras marcas de tratamiento y el suelo ha sido nivelado antes de la construcción de las pirámides. En su construcción no se han empleado piedras de campos cercanos, sino rocas de lava.

Además, tal como apunta el Centro de Estudios Aborígenes de Canarias, a poca distancia del lugar donde se encuentran las pirámides existen sitios más cómodos y cercanos para deshacerse de las piedras, si realmente los terrenos se hubieran querido limpiar de piedras.

No es lógico pensar que los agricultores de la zona, que lo que querían era cultivar cuanto antes, se dedicaran a realizar amontonamientos de piedras de una manera tan ordenada y escalonadamente como reflejan las estructuras de Chacona.

No obstante se han encontrado manuscritos en los que se indican la presencia de estas pirámides en una época prehispánica.

En "Historia de la Conquista de las siete islas canarias" de Abreu Galindo (1602) se citan la existencia por aquel entonces de dichas pirámides (libro III, capitulo IV) de las que escribe el autor: " Eran estos palmeros idolatras, y cada capitán tenía en su término adonde iban a adorar, cuya adoración era en esta forma: juntaban muchas piedras en un montón en pirámide (...), y en los días que tenían situados para semejantes devociones suyas venían todos allí, alrededor de aquel montón de piedra, y allí bailaban y cantaban endechas, y luchaban y hacían los demás ejercicios de holguras que usaban; y estas eran sus fiestas de devoción."

En otro documento, aportado por Emiliano Bethencourt, descubridor inicial de estas pirámides, con fecha de 1511, se puede leer: " En los terrenos hacia el mar que parte el Camino Real, que va desde Chacaica a Chogo, donde llaman Chacona, ende están las piedras ajuntadas, ende los guanches hacían sus oráculos (...)".

A pesar de sus investigaciones, Heyerdahl no pudo descubrir la edad de las pirámides ni contestar a la pregunta de quien las construyó, pero defiende que los guanches vivieron en una cueva debajo de una de las pirámides. Hasta la conquista española a finales del siglo XV, Güímar fue la residencia de uno de los diez menceyes (reyes) de Tenerife.

Heyerdahl propuso la teoría de que las islas Canarias habrían servido de base para un supuesto movimiento de barcos entre América y el Mediterráneo. La ruta más rápida de hecho pasa por las islas Canarias, que también fue usada por Cristóbal Colón.

En 1970, Heyerdahl demostró que era posible navegar entre África del Norte y el Caribe con métodos antiguos; navegó de Marruecos a Barbados en el barco de papiro Ra II.

El parque etnológico de las Pirámides de Guimar

El hecho es que el interés despertado por dichas investigaciones fue suficiente para que Fred Olsen, el empresario danés afincado en Tenerife y dueño de una de las principales líneas marítimas de las islas, adquiriese los 65.000 m² de los terrenos donde se encuentran las pirámides y abriese en 1998 el parque etnológico. De esta manera, el ayuntamiento de Guimar perdió la propiedad legal sobre ese terreno, por lo que aun se conservan las pirámides y no han sido convertidas en una urbanización o arrasadas con cualquier otro pretexto en nombre del desarrollo.

Foto de una pirámide de Güimar
Pirámide de Güimar

Un centro de información acoge a los visitantes y les explica las expediciones de Heyerdahl y sus teorías sobre las pirámides. Dos pabellones contienen exhibiciones sobre Heyerdahl y modelos de sus barcas y una reproducción a escala natural de la barca Ra II.

La posible influencia de la Masonería

Ha surgido recientemente la propuesta de que la Masonería pudiera haber influido en las orientaciones astronómicas de las Pirámides de Güímar. Esta propuesta se basa en la influencia que la institución masónica tenía en Canarias y en España en el último tercio del siglo XIX, en la importancia del simbolismo solsticial en la Masonería y en el hecho de que el propietario de la finca, Antonio Díaz Flores, desde 1854, era masón. Es de señalar que esta propuesta en nada modifica la datación ni la finalidad de la construcción dada por los historiadores (siglo XIX y explotación agrícola), incidiendo solamente en la motivación de incluir la componente estética de las orientaciones solsticiales.

comentarios (0)
  Anterior artículo viaje Siguiente artículo viaje 

COMENTARIOS EN FACEBOOK SOBRE: Viajes - Pirámides de Güimar
 
Mapa web |  Ir a la página principal  | Ir a Blog de Recetas | http://www.recetasdepescado.net | Política de privacidad | Política de cookies
www.daniel.prado.name - Página Personal - © Copyright