Daniel Prado Rodríguez - Página Personal - Presentación
Daniel Prado Rodríguez Visita: CocinaTusRecetas o de Guía turística de Nueva York 
  Lunes, 23 de Septiembre de 2019 Inicio | Contactar
Añadir a favoritos | Imprimir 
 
» Bienvenidos a mi página web

Daniel Prado Rodríguez En primer lugar quisiera presentarme, mi nombre es Daniel Prado Rodríguez y vivo en Lugo de Llanera (Asturias - España).

Actualmente trabajo en Sermicro, como progamador Senior para el proyecto del portal del principado de Asturias. Los motivos que me han llevado a realizar está página son en primer lugar la de ofrecer mi Curriculum Vitae siempre actualizado y un medio para contactar conmigo. No obstante también tendrán cabida otros contenidos como recursos paraa programadores o información sobre mi tierra natal.

No obstante no deja de asombrarme este medio, que permite que tú, que has llegado aquí posiblemente por azar, quizá solo con la intención de curiosear, me conozcas un poco mejor. Así que, si algo te interesa, si quieres preguntar o comentar algo, no dudes en contactar conmigo. Mi dirección de correo y el libro de visitas de esta web están a tu entera disposición.


» Viajes Destacados

Viaje a Roma

Visitar Londres

Guía de Nueva York

Visitar la Riviera Maya

Visitar Túnez

Viaje a Tenerife

Viaje a Benidorm

Visitar Florencia

Guía de Milán

Guía de Boston

Visitar Washington DC

Viajar a Philadelphia


» Varios » Viajes » Sandro Botticelli Ver
21 de Junio de 2010 (Daniel P.)

Sandro Botticelli

Retrato de Sandro BotticelliAlessandro di Mariano di Vanni Filipepi (Florencia, 1 de marzo de 1445 – Florencia, 17 de mayo de 1510), apodado Sandro Botticelli, fue un pintor cuatrocentista italiano. Menos de cien años después, este movimiento, bajo el mecenazgo de Lorenzo de Médicis, fue considerado por Giorgio Vasari como una "edad de oro", un pensamiento que convenientemente encabezaba su Vita de Botticelli. Su reputación póstuma disminuyó, siendo recuperada a finales del siglo XIX; desde entonces, su obra se ha considerado representativa de la gracia lineal de la pintura del primer Renacimiento, y El nacimiento de Venus y La primavera son, actualmente, dos de las obras maestras florentinas más conocidas.

Era el menor de cuatro hijos de Mariano Filipepi, curtidor, quien deseaba que el joven Sandro (diminutivo de Alessandro) aprendiera el mismo oficio y continuara el negocio. Pero la inclinación que demostró hacia el arte, obligó a su padre a dedicarle a un oficio más en concordancia con las aficiones del niño, logrando que ingresara como aprendiz en el obrador de un joven llamado Botticello, diminutivo italiano de la palabra "tonel" y que probablemente hiciera referencia a su obesidad, quien le adoptó y le protegió. De él deriva el apodo de Botticelli. Algunos dicen que era su propio hermano, que se dedicaba a la orfebrería.

Tuvo su vida poco relieve, comparada con la de sus grandes contemporáneos. Invitado a pintar en la Capilla Sixtina, conoció a Leonardo de Vinci en el taller de Verrochio y quedó influido por Girolamo Savonarola. Los sermones apocalípticos de este monje benedictino, que predicaba contra las obras de arte pagano y propugnaba la utilización del arte como instrumento teológico, hicieron mella en Botticelli. Hasta tal punto que llegó a quemar algunas de sus obras paganas. Fue a partir de entonces cuando la obra de Botticelli sufrió un cambio radical: abandonó definitivamente los temas mitológicos y se dedicó en cuerpo y alma a la producción de obras de contenido religioso.

Habían sido sus maestros Fra Filippo Lippi y Antonio Pollaiuola, con quien, al parecer, tuvo ciertas discusiones en el taller de Verrochio, donde se reunían filósofos y artistas. Fruto de aquel ambiente sería la predilección de Botticelli por los temas que abordó en sus obras, que le sitúan en el grupo de pintores renacentistas de su país.

Según palabras de Salomón Reinach, sin ser, ni pretender serlo, un colorista, Botticelli realzaba con el color el “trémolo” continuo y contagioso de sus líneas. Cuando su labor es tan admirable como en La Primavera de la Academia de Florencia, ofrece la más perfecta expresión de lo humano y la quintaesencia de la distinción florentina.

Sus cuadros religiosos, por el estilo libre, fluido y algo sensual, se distinguen poco de aquellos en que trataba temas profanos: sorprende la semejanza de recursos y sensibilidad existente en la Virgen y Venus, o entre los Ángeles religiosos y las Gracias profanas. Se distinguen sus obras por las calidades líricas de la línea y el color, y por un equilibrio casi perfecto entre las figuras y los objetos. Tal se advierte en su famoso cuadro El nacimiento de Venus, donde logra un obsesionante efecto circular gracias a la redondez de los hombros de la figura neoclásica central, los vestidos agitados por el viento en algunas figuras y la concha circular de la que surge Venus.

Por encargo de la familia Médicis trazó este gran pintor las ilustraciones para la Divina Comedia de Dante, lo cual ha permitido decir a Walter Pater que había sido necesario esperar al siglo XV y a la colaboración de Botticelli, para que Dante pudiera tener ilustrada tan magnífica obra.


» Publicidad

  
» Varios Ver
Lunes, 21 de Junio de 2010

Viajes

Sandro Botticelli


» Varios Ver
Lunes, 21 de Junio de 2010

Viajes

Sandro Botticelli

Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi (Florencia, 1 de marzo de 1445 – Florencia, 17 de mayo de 1510), apodado Sandro Botticelli, fue un pintor cuatrocentista italiano. Menos de cien años después, este movimiento, bajo el mecenazgo de Lorenzo de Médicis, fue considerado por Giorgio Vasari como una
 
Mapa web |  Página principal  | Blog de Recetas | Recetas de Pescado | Tasaciones Inmobiliarias Asturias | Política de privacidad | Política de cookies
www.daniel.prado.name - Página Personal - © Copyright